5 Obras de Arte: La Historia dePaula Rego

5 Obras de Arte: A História de Paula Rego

Quien esPaula Rego?
Paula Regoretrata historias de sus relaciones familiares disfuncionales, sistemas políticos (como el de António de Oliveira Salazar de Portugal) y estructuras sociales, en pintura de una manera brutal, sobria y poderosa. Mujeres y animales ganan poder en sus obras profundamente expresivas y ambiguas. Del abstraccionismo al conceptualismo, sus piezas forman parte de un campo figurativo propio: «lo bello grotesco». En composiciones surrealistas con una crueldad, tanto sutil como explícita, la artista portuguesa demuestra su propia imaginación y la brutalidad de los acontecimientos de su vida. Una artista visual luso-británica que es particularmente conocida por sus pinturas y grabados basados en libros de cuentos. el estilo dePaula Regoevolucionó de lo abstracto a lo representativo, y prefirió los pasteles a los óleos durante gran parte de su carrera.Paula RegoEstudió en la Slade School of Fine Art, University College London y fue miembro expositor del London Group, junto con David Hockney y Frank Auerbach. Fue la primera artista residente en la National Gallery de Londres. Descubre cinco obras icónicas de la carrera dePaula Rego.

1. La familia, 1988
En el cuadro "La Familia" el padre y el esposo ausentes regresan al cuadro, para ser, poco después, agarrados por su hija y esposa. Como es habitual en las pinturas dePaula Rego, las pistas narrativas son ambiguas y plantean varias preguntas: ¿la madre y la hija ayudan al hombre o lo lastiman? ¿Quién es el niño en la ventana? ¿Será que las pistas están en el retablo portugués que contiene a San Juan y, junto a él, San Jorge matando al dragón? ¿O, justo debajo, en la ilustración de la fábula de la cigüeña y el zorro? ¿Está condenado el hombre como el dragón, o se levantará, como el zorro, y luego devorará a la cigüeña? Podemos considerar que esta obra evoca la igualdad de género, por la forma en quePaula Regorepresenta al hombre pasivo que contrasta con la acción femenina. Por otro lado, se representan íconos que indican la presencia de violencia intrafamiliar. En esta imagen podemos ver en primer plano, en el lado izquierdo, una mesa parcialmente cubierta por un mantel rojo, que también contiene un jarrón y una flor roja, parte de la cual cuelga de la mesa. Al fondo, centrado, vemos tres figuras, dos femeninas y un masculino, este último está sentado a los pies de la cama y las dos mujeres lo cuidan. En un tercer plano podemos ver una cuarta figura que observa la escena, es una figura muy iluminada de pie junto a la ventana abierta, en el plano más lejano vemos un armario con un oratorio.Paula Regomuchas veces representa a la figura masculina como inútil, también en esta pintura, la figura masculina que debería representar al padre, está sentada, con las piernas separadas, pasiva, dejando que las mujeres lo cuiden. La figura frente a él, entre las piernas de la figura masculina, representa a la madre, por su aspecto mayor y cerrado, sujeta los pantalones del padre. La figura detrás del padre será la hija mayor, aunque tiene un moño en el pelo, se nota que no tiene la edad de la niña junto a la ventana. La hija está arrodillada sobre la cama permitiéndole sostener su mano y ayudar a su padre con la manga, la niña junto a la ventana dirige su mirada al observador, evitando mirar la acción. El oratorio al fondo de la sala nos adentra en el mundo de la violencia doméstica. En este oratorio vemos una imagen femenina que eleva su mirada al cielo en oración ya sus pies vemos una figura masculina y joven luchando contra una forma animal. Esta última figura sosteniendo la rama de un árbol indicando que golpeará a la figura de abajo es un mensaje de violencia y provoca al observador que se siente provocado pero también pasivo.

Paula Rego| Revista P55 | P55.ARTE

2. El baile, 1988
En azules y grises intensos, se trata de un cuadro con una luz fantasmal que sugiere un episodio onírico o una fantasía surrealista. Los bailarines son bajos y fornidos, con movimientos y vestuarios que remiten a las tradiciones populares portuguesas de la década de 1950. Al fondo, una construcción siniestra, parecida a una fortaleza, sobre un promontorio rocoso que termina por aumentar el estado de ánimo inquietante del cuadro. las obras dePaula Regose basan en cuentos populares o de hadas y en imágenes ambiguas e incómodas vinculadas a sus recuerdos de infancia. De dimensiones épicas, este cuadro con referencias autobiográficas, representa el ciclo de la vida femenina, desde la niñez hasta la madurez sexual, desde la maternidad hasta la vejez. La composición es similar a la obra "La danza de la vida", del pintor surrealista noruego Edvard Munch, que también representa a un grupo de personas bailando a la luz de la luna, junto al mar, con una figura que simboliza la inocencia a la izquierda.
“A Dança” es una de las obras en las quePaula Regose despide de su esposo, Victor Willing. Éste se representa en el cuadro como el primer hombre que aparece, a la izquierda, bailando con otra mujer. La escena transcurre en Ericeira y también evoca los tiempos que vivió allí la familia. La enfermedad de Vic Willing, de evolución predecible, es la base de varios trabajos dePaula Rego, desde la serie “Mulher dog” hasta “La familia” (1988), pasando por “Partida” (1988) y “Un baile” (1988), emotivas despedidas.

Paula Rego| Revista P55 | P55.ARTE

3. Blancanieves y su madrastra, 1995
cualquier trabajo dePaula Regotiene una carga eléctrica que permanece viva y lista para salir del cascarón. El artista portugués es un apasionado de la oscuridad de los cuentos de hadas, habiéndolos reinventado como pesadillas personales con tintes de miedo en nuevas versiones que son incluso más aterradoras que las narrativas originales. Produjo una serie de dibujos y grabados basados en imágenes de Disney, de Blancanieves, Pinocho y Peter Pan, así como imágenes de Jane Eyre. En estoPaula Regocambia la jerarquía de las historias, las recontextualiza en la vida contemporánea y las llena de una especie de pavor sexual. Blancanieves y su madrastra, es un gran pastel de 1995, con una imagen inquietante y cargada de emotividad. En esta reconocemos a Blancanieves, por su icónico vestido, siendo ayudada a ponerse la ropa interior blanca por una mujer mayor con un vestido ajustado y tacones de aguja negros. Hay algo siniestro en este acto entre las dos mujeres: Blancanieves, la desafortunada niña, siendo obligada a ponerse (o tal vez quitarse) la ropa interior. Sin duda, el poder de esta obra radica en la extrañeza del contenido combinada con la poderosa forma de las figuras.

Paula Rego| Revista P55 | P55.ARTE

4. Serie sobre el aborto
“La mujer abortará siempre, y con estas leyes lo hará encontrando otras soluciones que pongan en riesgo su vida” — Paula Rego
Paula Rego, que creó en 2000 una serie de pintura dedicada al aborto, tras el primer referéndum sobre la despenalización de la interrupción voluntaria del embarazo en Portugal. Se prohibió el aborto y en 1998 se llevó a cabo un primer referéndum para su despenalización, que resultó no vinculante debido a que la participación electoral fue inferior al 50%. Utilice las herramientas para compartir que se encuentran en la página del artículo. Fue a raíz de este resultado del primer referéndum que creó la serie de diez pinturas al pastel que, sin rodeos, retratan a mujeres en situaciones de aborto. Estos circularon en varias ciudades del país, con el objetivo de contribuir a la causa de despenalizar la interrupción voluntaria del embarazo, algo que recién sucedería en 2007, tras un nuevo plebiscito. El grabado en blanco y negro, creado en 2000 pero recién ahora impreso para la venta, muestra a una mujer que se prepara para tener un aborto clandestino, sentada en un rincón, con un balde a su lado.“Estaba tan furiosa porque recordé mis experiencias con el aborto clandestino cuando era estudiante en la Slade School of Art de Londres en la década de 1950, donde también era ilegal”, escribió.Paula Regopara el publico.

Paula Rego| Revista P55 | P55.ARTE

5. Perro médico
La “pintora de historias” se basa en cuentos populares y de hadas, literatura y su propia biografía para crear pinturas políticamente cargadas y profundamente inquietantes. Sus vigorosas composiciones están impregnadas de crueldad -sutil y abierta- y impregnadas de una sensación de inquietud y ambigüedad. En primer plano están las mujeres y las niñas y, a menudo, los animales como sustitutos de los humanos.Paula Regoestá fascinada por lo que ella llama "lo bello grotesco" en la vida y el arte. Como ella lo describe: “Es lo divino, tal vez. […] Me refiero a algún otro tipo de divinidad, que está muy ligada a los cuentos y cuentos populares portugueses, a su fuerza y, muchas veces, a la enorme crueldad que implican. La crueldad es fascinante.

Paula Rego| Revista P55 | P55.ARTE


Publicación más antigua Publicación más reciente