"El Arte Religioso en lo Femenino" reúnePaula Regoy Josefa de Óbidos

"A Arte Religiosa no Feminino" junta Paula Rego e Josefa de Óbidos

En la Casa das Histórias, en Cascais, la exposición titulada "Paula Rego/ Josefa de Óbidos - Arte religioso en femenino" muestra, hasta el 23 de mayo, 115 obras dePaula Rego, algunas de ellas inéditas, y 21 pinturas de José de Óbidos.
La casa de las historiasPaula Regopropone una visita insólita a la obra de dos autores visionarios e innovadores, que traspasaron los conceptos preestablecidos y establecieron su irreverencia artística a través de la exploración de temas atemporales. El programa de la Casa de los CuentosPaula Regoha venido a definirse a partir de la premisa de que la obra del artista comunica con el pasado y el presente, y constituye además un elemento que diluye jerarquías y diferencia entre arte elevado y popular, arte contemporáneo, artistas consagrados, artistas marginales y otras posibles diferencias que suelen dividir el territorio de las artes visuales y sus productores.

Paula Rego| P55.ARTE

En la genealogía artística femenina y en el respectivo análisis historiográfico del arte portugués destacan dos nombres, Josefa de Ayala (1630) yPaula Rego(1935). separarPaula RegoJosefa de Óbidos tienen tres siglos de diferencia, sin embargo, las dos artistas tienen puntos en común en su obra. Traer a este museo monográfico dos exposiciones de dos mujeres artistas, con un título común, pero ciertamente diferenciado en el espacio -la exposición de obras dePaula Regotiene lugar en siete salas contiguas y la de Josefa en la sala dedicada a las exposiciones temporales- se justifica, de entrada, por el modo en que ambas se distinguen, en sus distintas épocas creativas, por la originalidad de su obra que supera los academicismos dominantes de sus tiempos, por la intensa carga sensualista que ambos imparten al cuadro y también por la capacidad imaginativa de reconfiguración de temas religiosos, utilizando un discurso original, estructurado y femenino, en el que lo sagrado y lo profano se comunican a través de un personal vocabulario pictórico que ambos se atrevieron a para construir.

Paula Rego| P55.ARTE

Alejándose de cualquier intención comparatista entre sus vidas y obras, es inevitable establecer puntos en común. Su carácter independiente y su compromiso con la afirmación de su individualidad, tanto en la vida como en el arte, fueron ciertamente decisivos para la realización de un camino artístico único. La elección de temas religiosos en los que las mujeres son protagonistas, o modelos femeninos ejemplares, también puede funcionar como criterio para acercarse a los dos artistas, sobre todo porque ambos coinciden, más de una vez, en sus elecciones cuando representan "heroínas cristianas".

Paula Rego| P55.ARTE

La selección de obras dePaula Regopara esta exposición, se basó en un tema común que el artista ha explorado, más o menos abiertamente, desde siempre: la religiosidad católica y lo que tiene de misterioso.Y su constante reflexión sobre el papel de la mujer se extiende así a personajes concretos, santos y mártires, poseedores de una existencia narrativa e histórica. Josefa de Ayala extiende su representación de modelos femeninos de la Iglesia Católica a una personalidad destacada, especialmente en la Península Ibérica, por su papel reformador en la definición de la espiritualidad a partir del siglo XVI. Esta mujer, Santa Teresa de Ávila, de invencible sentido crítico, fue monja, escritora, reformadora, fundadora, destacada mística española, y nació en Ávila en 1515. De todos los encargos aceptados por Josefa para pinturas de retablos en varias iglesias portuguesas , , por su calidad en su conjunto, la serie de Santa Teresa do Convento de Nossa Senhora da Piedade, de Cascais, data de 1672, y que constituyó un núcleo fundamental para la selección de las obras de la artista en esta exposición.Hasta el 23 de mayo, la exposición revela el diálogo entre las obras de los dos artistas y algunas obras inéditas dePaula Rego.

Josefa de Óbidos | P55.ARTE

En entrevista con Renascença, la curadora y directora de Casa das HistóriasPaula Regoafirma que ambas artistas tienen “un papel fundamental en la genealogía artística femenina y en la historia del arte”. Catarina Alfaro destaca que o bienPaula Rego, o Josefa de Óbidos en su tiempo, abordan temas comunes, como “el protagonismo de la mujer en la narrativa de la religiosidad católica”.Esta exposición, dice Catarina Alfaro, fue propuesta por el alcalde de Cascais, sensibilizado por el presidente de la Fundación D. Luís I sobre el tema. La localidad cuenta con una de las series más importantes de Josefa de Óbidos en su iglesia matriz, apunta el conservador, que añade que se trata de un conjunto de obras “dedicado a Santa Teresa d'Ávila y su pensamiento místico”.

Josefa de Óbidos | P55.ARTE

La serie de Santa Teresa do Convento de Nossa Senhora da Piedade, en Cascais, data de 1672. Este núcleo de la artista barroca se “complementa con obras que diferencian a la artista por su mirada femenina, a saber, el tratamiento de algunos personajes principales de la religión católica, como Santa Catarina, quePaula Regotambién le presta atención. Sin embargo,Paula Regoy Josefa de Óbidos tienen posiciones diferentes hacia la religión. "LAPaula Regoafirma que nunca tuvo una educación religiosa”, explica Catarina Alfaro. El comisario destaca, sin embargo, que “siempre hubo un interés por parte dePaula Regoen lo misterioso de la religión católica y lo que la fascinaba”.

Paula Rego| P55.ARTE

El historiador del arte también indica que lo que más interesa alPaula Regoson las historias y en ese sentido, es la historia de “Virgem Maria” la que más le llama la atención. “La serie quePaula Regodedicados a la vida de la Virgen muestran el lado más humanizado, es decir, el momento del parto”, dice Catarina Alfaro. “El sufrimiento de María, cuando pierde a su hijo y lo baja de la cruz” está retratado en una obra inédita que pertenece a la colección particular dePaula Regoy que se puede ver en esta exposición organizada por la Fundação D.Luís I junto con el municipio de Cascais. En cuanto a Josefa de Óbidos, la artista empezó trabajando en el taller de su padre. “Desde muy pequeña acompañó a su padre a Coimbra donde recibió las órdenes religiosas”. Tal comoPaula Rego, también trabajaba en un estudio y, en 1660, cuenta Catarina Alfaro, “se hizo autónoma económicamente, se emancipó, lo cual era inusual para la época”. Para Josefa de Óbidos, el espacio del estudio era “un espacio de afirmación de su identidad”, dice la curadora.

Paula Rego| P55.ARTE

También porPaula Rego, el espacio del estudio es el epicentro de su creación. "Cuando aPaula Regofue a su estudio, había un indicio de que la vida familiar no podía entrar”, recuerda la directora de Casa das Histórias, quien agrega que esa separación entre la vida privada y el trabajo “permitió su autonomía como artista y como mujer.Esta relación casi mágica con su estudio todavía existe hoy. En Cascais, la exposición “Paula Rego/ Josefa de Óbidos: Arte Religioso en lo Femenino” muestra 115 obras dePaula Rego, entre pintura, dibujo, grabado y escultura, en siete salas del museo y 21 cuadros de Josefa de Óbidos en el espacio de exposición temporal.


Publicación más antigua Publicación más reciente